Begonia amphioxus tamaño grande

9.90

Hay existencias

Comenzó a comercializarse para cultivo en terrarios, pero su exotismo “un pelín alienígena” la ha convertido en una planta de colección.

Hay existencias

 

Denominada Mariposa por la forma de sus hojas, la Begonia amphioxus es una planta única y muy especial. Fue descubierta por Martin Sands (Royal Botanic Garden en Kew) en 1990 y su nombre proviene del término amphioxus, que significa “afilado en ambos extremos” y hace referencia a las peculiares hojas de la planta. En la naturaleza, solo crece en dos pequeños afloramientos de piedra caliza en Malasia y puede llegar a alcanzar los 75 cm de altura. Es nativa de Borneo, en concreto del estado de Sabah, así que si entiendes un poco de plantas habrás adivinado que le encanta la humedad y no soporta las bajas temperaturas. Comenzó a comercializarse para cultivo en terrarios, pero su exotismo “un pelín alienígena” la ha convertido en una planta de colección.

 

HUMEDAD

La Begonia amphioxus requiere un nivel de humedad relativamente alto, entre el 40 y el 60 por ciento. Una de las razones por las que esta variedad de plantas prefiere ambientes sellados como los terrarios es que la humedad se mantiene en el interior y los niveles de humedad son más altos. Si tu planta carece de humedad, las hojas se volverán crujientes, con márgenes marrones, y puede provocar la caída de hojas. Si vives en un clima seco, una opción es agruparla con otras plantas y cultivarlas en bandejas para aumentar la humedad.

 

Ojo, si el ambiente es demasiado húmedo y no hay circulación de aire, es probable que la planta sufra el ataque de hongos y otras enfermedades bacterianas, incluida la pudrición de las hojas. Procura colocarla en un ambiente ventilado o renueva el aire con un pequeño ventilador de bajo consumo.

 

TEMPERATURA

No es demasiado resistente al frío y mucho menos a las heladas. La temperatura óptima para su cultivo oscila entre los 13 y 29 Cº, procurando que la temperaturas nocturna sea más bajas que la diurna.

 

ILUMINACIÓN

Su ubicación ideal es en sombra clara. No debe recibir luz solar directa brillante, sino indirecta o filtrada, por ejemplo, mediante estores u hojas de otras plantas. Procura colocarla junto a una ventana orientada al este en el verano y orientada al sur en el invierno. ¿Por qué? Las ventanas que dan al este son mucho más frescas que las que dan al sur o al norte. Es bastante sencillo darse cuenta de cuando una planta se está cultivando con niveles de luz incorrectos. Si recibe demasiada luz, las hojas se volverán pálidas, blanquecinas y tendrán márgenes marrones. En algunos casos, aparecerán pigmentos rojos en tallos y hojas. Por otro lado, si recibe menos luz de la necesaria, el follaje será anormalmente pálido, el crecimiento lento y habrá falta de flores. Fíjate en el color de las hojas y experimenta hasta encontrar la ubicación ideal.

 

Os recordamos que podéis seguirnos en nuestras Redes sociales Facebook e Instagram y en nuestro canal de noticias de Telegram.
Abrir el chat
¡Hola! Somos The Green Corner
¿En qué podemos ayudarte?