Paphiopedilum helenae

29,00

Paphiopedilum helenae, también conocida como Paphiopedilum de Ellen, es una orquídea de pequeño tamaño con flores distintivas y hojas suculentas. Requiere luz brillante indirecta, temperatura cálida, humedad moderada y riego cuidadoso para un óptimo crecimiento y floración.

En maceta de 6cm

Planta adulta en edad de floración

Fuera de stock

Sin existencias

Paphiopedilum helenae, también conocida como Paphiopedilum de Ellen, es una fascinante especie de orquídea que ha capturado la atención de los amantes de las plantas por su belleza y singularidad. Esta especie pertenece al género Paphiopedilum y fue descrita por Leonid Vladimirovich Averyanov en 1996.

Paphiopedilum helenae se encuentra en el norte de Vietnam, específicamente en la provincia de Cao Bang. Es un endemismo local con una distribución geográfica muy restringida. Es posible que en el pasado esta especie haya existido en el territorio fronterizo del sur de China, aliado con las provincias de Cao Bang y Lang Son de Vietnam. Su hábitat natural son los bosques secos primarios, latifoliados, siempreverdes, mixtos y abiertos, así como los bosques musgosos y de coníferas en laderas empinadas y grietas de acantilados arbustivos, a altitudes que van desde los 100 hasta los 900 metros sobre el nivel del mar.

En cuanto a sus características morfológicas, Paphiopedilum helenae es una especie de pequeño tamaño. Presenta hojas coriáceas, carnosas o rígidas, dísticas, suculentas, oblanceoladas a oblongo-elípticas, con extremos obtusos y tridenticulados en la parte superior. Estas hojas exhiben un color verde característico, con algunas manchas moradas cerca de la base. Tienen una longitud de alrededor de 12 cm y un ancho de 0.5 a 2 cm.

Las flores de Paphiopedilum helenae aparecen a finales del verano y caen sobre una inflorescencia pubescente, suberecta o ligeramente colgante, de entre 4 y 7 cm de largo. La inflorescencia se distingue por su coloración negro-púrpura densa. Cada inflorescencia lleva una sola flor que surge de una bráctea conduplicada, ovada a elíptica. Las flores varían en tamaño, desde muy pequeñas, con aproximadamente 2.5 cm de ancho, hasta relativamente grandes, con un diámetro de 6 a 7 cm.

En cuanto a su cuidado y cultivo, es importante tener en cuenta diversos aspectos. En cuanto a la iluminación, Paphiopedilum helenae prefiere la luz del sol brillante, pero sin acceso directo a la luz solar intensa. Durante el sol del mediodía, se recomienda colocar la planta detrás de una cortina o en una ubicación sombreada para evitar daños por quemaduras solares.

En relación a la temperatura, esta orquídea requiere un régimen de temperatura cálido a templado. Durante el día, la temperatura puede oscilar entre 20-25 °C, mientras que por la noche, se recomienda una reducción a 16-22 °C. Es esencial mantener una diferencia de temperatura de al menos 3 °C entre el día y la noche para su desarrollo adecuado.

La humedad es un factor clave para el cuidado exitoso de Paphiopedilum helenae. Se recomienda mantener una humedad relativa del 50 al 70%. Sin embargo, en temperaturas superiores a 27 °C, se aconseja aumentar la humedad al menos al 70%, ya que un ambiente demasiado seco puede afectar negativamente las raíces y las hojas de la planta. Es importante proporcionar suficiente circulación de aire y ventilación adecuada para evitar problemas relacionados con el exceso de humedad.

En cuanto al sustrato y al trasplante, Paphiopedilum helenae se cultiva generalmente en macetas. Se recomienda una mezcla de corteza de árboles coníferos y turba como sustrato adecuado. Es importante añadir cal al sustrato, y las conchas marinas son una fuente natural de cal. El trasplante se realiza anualmente, preferiblemente en primavera, al inicio de un nuevo crecimiento. Al plantar, es esencial tener en cuenta la altura de plantación, asegurándose de que las raíces estén correctamente ubicadas y que el sustrato cubra adecuadamente la parte superior de la planta.

El riego de Paphiopedilum helenae debe ser frecuente y abundante durante todo el año. Es importante permitir que el exceso de agua fluya libremente de la maceta para evitar la pudrición de las raíces. Entre riegos, es necesario que el sustrato se seque bien pero no se seque por completo.

 

Os recordamos que podéis seguirnos en nuestras Redes sociales Facebook e Instagram y en nuestro canal de noticias de Telegram.

Peso 0,2 kg

Comentarios

Todavía no hay comentarios.

Be the first to review “Paphiopedilum helenae”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *